Mi Historia de Parto

Soy madre primeriza y toda mi vida temí por la llegada de este día: parir! Desde el principio fui muy dirigente en todas mis citas con mi obstetra, estaba encantada con el crecimiento de mi hijo en mi cuerpo. Todo marchaba de maravilla, niño saludable, mamá saludable y la emoción de la llegada era cada día mayor. Hasta qué a las 30 semanas comienzan los nervios del parto.

Estaba 100% segura que quería un parto natural y humano, quería ser madre lactante, tener a mi hijo a mi lado en todo momento, caminar libremente y no utilizar ningún tipo de medicamento. No había hecho lo más importante de mi embarazo, PLANIFICAR el parto. Comenzamos a buscar las alternativas y resulta que mi médico solo trabajaba en X hospital y si quería otro tenía que cambiar de médico. El hospital me pedía que para obtener todo lo que deseaba en mi parto tenía que hacer un plan de parto y enviárselo a sus abogados y ellos eran los que tomaban la decisión de lo que se podía y no lo que no. ¡Como si un abogado supiera como recibir a un niño!

Foto de Jennifer y su esposo

Después de hacer una gran búsqueda de las posibilidades doy con el centro MAM. Conseguí un grupo de apoyo con mi partera, las Doulas y otras mujeres embarazadas que al igual que yo deseaban un parto humanizado. A mis 34 semanas mi plan de parto era perfecto, y ya el temor se convirtió en emoción y alegría con la llegada de mi pequeño angelito.

Mi parto fué en la comodidad de mi hogar, junto a mi esposo y la luz de las velas. Utilizamos todos los recursos que quise. Utilizé la bola medicinal, la piscina de parto, mi cama, mi baño, mis muebles y hasta tomé agua de un coco fresco que mi esposo peló para darme energías. En ningún momento pensé en la posibilidad de correr hacia el hospital, mi mente y mi cuerpo estaban en conección con mi bebé. Todo marchó como lo planeamos.

Foto de JenniferEl parto duró 9 horas, las contracciones fueron aumentando gradualmente. En 5 centímetro me metí a la piscina, estuve con mi esposo dentro de ella por 2 horas y cuando salí rompí fuente. Comenzaron las contracciones fuertes, mis Doulas pidieron música que les había pedido de sonidos del bosque, prendieron inciensos y me desconecté de la tierra. Justo cuando la cabeza de mi bebé se asomaba mi partera mi dijo: "toca la cabeza del bebé" y eso fue la mejor sensación de mi vida. Me tenían viendo a mi bebé como salía a través de una tablet! Entre pujo y pujo me salían carcajadas de felicidad. La cabeza del bebé salió mientras estaba acostada en la cama y mi partera decidió que saldría más rápido si me cambiaba de posición en cuatro patas... Si, con la cabeza por fuera me cambiaron de posición y por fin pudo salir.

A las 11:11 del 23 de septiembre de 2014 nació Federico Elí Sotomayor Rivera con dos vueltas del cordón umbilical alrededor del cuello y una entre el hombro. No hubo que hacer "cesárea de emergencia" porque los latidos del corazón se mantuvieron en todo momento. Nació un niño sano, saludable y lleno de amor por sus padres que, a pesar de que tomamos una decisión tarde, fue la mejor decisión de nuestras vidas.

2 Comments

  1. I think this web site contains very excellent composed
    articles articles.

  2. Hello my name is Natalie and I just wanted to drop you a quick message here instead of calling you. I came to your Mi Historia de Parto website and noticed you could have a lot more visitors. I have found that the key to running a popular website is making sure the visitors you are getting are interested in your subject matter. There is a company that you can get keyword targeted traffic from and they let you try their service for free for 7 days. I managed to get over 300 targeted visitors to day to my site. Visit them here: http://www.dreamingson.com/r/th

Leave a reply